El Papa Francisco promulgó el ANTIQUUM MINISTERIUM


L.F Luis Gerardo González Mayorga

Navegando | Tampico


Según la página oficial de la Santa Sede, el pasado 10 de mayo de 2021 SS. Francisco promulgó una Carta Apostólica en forma de Motu Proprio llamada ANTIQUUM MINISTERIUM con la que se instituye el ministerio del Catequista, la cual menciona lo siguente: Es importante identificar la presencia y el trabajo de los fieles bautizados en la vida de la Iglesia exclusivamente en el ministerio de transmitir la enseñanza de los apóstoles y evangelistas. El ejemplo de las primeras comunidades cristianas en los inicios de la vida de la Iglesia que se comprometieron en la difusión del mensaje del Evangelio.





El catequista está llamado, a ejemplo de las primeras comunidades cristianas y del Maestro, a seguir trabajando en esta labor trascendente de formar y enseñar al pueblo de Dios.

Está llamado a dar el primer anuncio, la enseñanza del evangelio y la doctrina de la fe, la preparación para recibir los sacramentos hasta la formación permanente que ayude a cada cristiano “...a Dar razón de nuestra Esperanza” (1 Pe, 3, 15). Al mismo tiempo está llamado a ser testigo de la fe, maestro y mistagogo, acompañante y pedagogo que enseña en nombre de la Iglesia.


Una identidad que sólo puede desarrollarse con coherencia y responsabilidad mediante la oración, el estudio y la participación directa en la vida de la comunidad cf. Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Directorio para la Catequesis, 113.

Es conveniente que al ministerio instituido de Catequista sean llamados hombres y mujeres de profunda fe y madurez humana, que participen activamente en la vida de la comunidad cristiana, que puedan ser acogedores, generosos y vivan en comunión fraterna, que reciban la debida formación bíblica, teológica, pastoral y pedagógica para ser comunicadores atentos de la verdad de la fe.


Se requiere que sean fieles colaboradores de los sacerdotes y los diáconos, dispuestos a ejercer el ministerio donde sea necesario, y animados por un verdadero entusiasmo apostólico.






12 vistas0 comentarios