La Eucaristía es una medicina eficaz contra las cerrazones: El Papa

“Hoy encontramos la grandeza de Dios en un trozo de pan, en una fragilidad que desborda de amor y de compartir”. Lo dijo Francisco a la hora del ángelus de este X domingo del tiempo ordinario en el que en Italia y otros países se celebra la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, el Corpus Domini. El Señor “sabe que lo necesitamos” – afirmó el Papa – “porque la Eucaristía no es el premio de los santos, sino el Pan de los pecadores”


Jesús nos da el mayor sacramento

El Santo Padre afirmó que “con sencillez”, “Jesús nos da el mayor sacramento” con “un gesto humilde de donación, de compartir”. Y puso de manifiesto que “en la culminación de su vida, no reparte pan en abundancia para alimentar a las multitudes, sino que se parte a sí mismo en la cena de la Pascua con los discípulos”. A lo que añadió:


“De este modo, Jesús nos muestra que el objetivo de la vida es el donarse, que lo más grande es servir”


La Eucaristía es una medicina eficaz

Por esta razón afirmó que “la Eucaristía es una medicina eficaz contra estas cerrazones. El Pan de Vida, de hecho, cura las rigideces y las transforma en docilidad. La Eucaristía sana porque nos une a Jesús: nos hace asimilar su manera de vivir, su capacidad de partirse y entregarse a los hermanos, de responder al mal con el bien”. Además, el Santo Padre dijo que la Eucaristía:


“Nos da el valor de salir de nosotros mismos y de inclinarnos con amor hacia la fragilidad de los demás. Como hace Dios con nosotros”


Con informacion de: vatican news

2 vistas0 comentarios